River venció a Defensa y Justicia por 3-1 en Florencio Varela, sumó su tercer triunfo consecutivo y consolidó su buen presente tras la conquista de la Supercopa Argentina nada más ni nada menos que frente a Boca, su histórico rival.

El Millonario comenzó perdiendo por gol de Fernando Márquez (10' PT) pero lo dio vuelta con autoridad con los tantos de Gonzalo Martínez, de penal (30' PT), Javier Pinola (45' PT) y Lucas Pratto (8' ST).

El equipo dirigido por Marcelo Gallardo consiguió su tercera victoria consecutiva en la Superliga, alcanzó los 29 puntos y se encamina a llegar a los puestos de clasificación a la Copa Sudamericana.

Con el mismo equipo que conquistó la Supercopa Argentina ante Boca, River consolidó su buen presente en un partido en el que comenzó mal pero a base de buen juego y contundencia logró revertir.

Para la remontada fueron claves las actuaciones de Pity Martínez, quien participó de los tres goles, y de Pratto, autor del golazo que sentenció el primer triunfo de River en el estadio Norberto Tomaghello de Florencio Varela.

El Pity, que durante los últimos días comenzó a negociar una nueva y millonaria cláusula de venta, generó y convirtió el gol del empate, tiró el centro para el tanto de Pinola y asistió a Pratto para el tercer grito del Millonario.

Defensa tuvo un buen arranque con el gol tempranero de Márquez tras una buena jugada colectiva que agarró dormida a la defensa visitante pero no pudo aguantar la jerarquía del rival.

El Halcón suma tres sin ganar y con dos derrotas seguidas se aleja de la zona de acceso a la Copa Sudamericana.

De arranque, los dos equipos mostraron sus habituales propuestas ofensivas aunque tuvo un mejor inicio el local que a los diez minutos ya ganaba por el gol de Cuqui Márquez.

El gol fue una demostración de lo que pretende el director técnico, Juan Pablo Vojvoda, ya que el zaguero Mariano Bareiro salió jugando desde atrás y habilitó a Nicolás Fernández tras un mal achique de la defensa visitante.

El hermano de Brian y Leandro se encontró mano a mano con Franco Armani pero decidió ceder para Márquez, quien definió con el arco en soledad.

A River le costó reponerse unos minutos de la desventaja pero de la mano del Pity Martínez empezaron a gravitar más los volantes y con el esfuerzo de los delanteros Pratto y Rodrigo Mora desgastó a la frágil defensa local.

Tras varios intentos, el uruguayo tuvo la más clara luego de un desborde de Pratto pero con el arco vacío su tiro se estrelló en el travesaño. 

Ese fue el anticipo de la reacción de River ya que a los 30, el mendocino Martínez pateó, Bareiro metió la mano y el árbitro mundialista Néstor Pitana cobró el penal que el propio el ex Huracán transformó en el empate a pesar de la buena estirada de Ezequiel Unsain.

River lo dio vuelta con algo de fortuna ya que en tiempo de descuento, Martínez envió un centro desde la izquierda que luego de una serie de rebotes encontró la pierna de Pinola para batir a Unsain. El experimentado zaguero se sacó la bronca del error en el gol de Defensa donde había intercambiado reproches con el arquero Armani.

La segunda parte mantuvo el ritmo y dinámica de la primera pero el partido se liquidó con el golazo de Pratto tras una potente remate que se metió en el ángulo derecho. El ex San Pablo, de Brasil, recibió un buen pase de Martínez y de primera sacó el derechazo desde afuera del área que sentenció la historia.

Vojvoda metió cambios ofensivos para intentar descontar pero cuando se pudo acercar al área de River se topó con el arquero Armani, quien respondió cuando fue exigido como en el cabezazo de Bareiro a los 16 minutos.

Luego de un mal arranque, River, con pasajes de buen fútbol, tuvo autoridad para revertir el resultado y llevarse un buen triunfo de Florencio Varela.

Sexto partido sin perder para el equipo del Muñeco Gallardo que ahora pondrá el foco en el partido del próximo jueves por Copa Libertadores de América ante Santa Fe, de Colombia, en Núñez.

A Defensa, en tanto, le toca visitar al líder Boca con la baja del defensor Dylan Gissi, quien recibió la quinta tarjeta amarilla.