Banfield goleó a Rosario Central por 4-0 en el Gigante de Arroyito en un encuentro correspondiente a la cuarta fecha de la Superliga Argentina.

Darío Cvitanich, en dos ocasiones en el primer tiempo, y Pablo Mouche y Mauricio Sperduti, en la parte complementaria, le dieron la victoria al Taladro que no ganaba en esa cancha desde 1954.

La actuación del delantero Cvitanich fue vital, no sólo con sus dos goles y una asistencia para Mouche, sino desde su entrega, lectura d. juego y liderazgo deportivo. Además de sus goles, participó del cuarto tanto de los suyos, donde lanzó al espacio para Mouche, que habilitó a Sperduti para sentenciar un triunfo que, en Rosario, se hizo esperar por 63 años.

Central, que venía de tres empates consecutivos, deberá lavar rápidamente la cabeza porque el miércoles, en Mendoza, enfrentará al envalentonado Boca, por los 8vos de final de la Copa Argentina.

Lo cierto es que el Taladro mantuvo la curva ascendente que arrastraba desde el final de la temporada pasada, más allá del tropezón en cancha de River hace un par de fechas atrás.