El Marsella, pese a su victoria 2-0 de la ida, sufrió muchísimo hasta poder eliminar al Salzburgo en los últimos instantes de la prórroga, este jueves en la vuelta de semifinales de la Europa League, con lo cual será el rival del AtlÚtico de Madrid en la  final del 16 de mayo en Lyon.

Cuando el duelo parecía irse a la tanda de penales, el caboverdiano nacionalizado portugués Rolando anotó en el minuto 11 del segundo tiempo suplementario y clasificó a los franceses, después de que los austríacos forzaran los 30 minutos suplementarios con tantos de Amadou Haidara y un tanto en contra de Bouna Sarra.

El Marsella, ganador de la Liga de Campeones en 1993, jugará la quinta final europea de su historia y aspira a conquistar su  primera Europa League, después de haber perdido las dos finales que disputó en el pasado en esta competición, en 1999 y 2004, cuando el torneo se conocía por su anterior denominación, Copa de la UEFA.