San Lorenzo apenas igualo sin goles como local con Colón de Santa Fe, en un partido en el que tuvo muchas chances de gol pero chocó una y otra vez con la estupenda actuación del arquero ecuatoriano Alexander Domínguez.

Si bien ambos equipos llegaban invictos, fue el “Ciclón” el único que buscó los tres puntos durante los noventa minutos de juego.

San Lorenzo salió al campo de juego con el apoyo incondicional de su tribuna popular al entrenador interino Claudio Biaggio, a quien le dedicó el tradicional cantito que dice que de su mano la vuelta van dar, en lo que pareció un mensaje para la dirigencia a la hora de determinar quién será el conductor del equipo tras la salida del uruguayo Diego Aguirre.

Dentro del campo los jugadores del “Ciclón” salieron a jugar parados más adelante que con el técnico anterior y presionando la salida de Colón.

San Lorenzo buscó, asumió el protagonismo desde el inicio del juego, pero falló en la definición y debió conformarse con un empate que dejó sabor a poco.

Fuente: DyN