Por segundo año consecutivo, el argentino se quedó a las puertas de la consagración en Bélgica, pues el año pasado había caído en el partido decisivo ante otro francés, Richard Gasquet, también en dos sets (7-6 y 6-1).

Peque luchó durante una hora y 32 minutos pero no pudo alcanzar el segundo título de su carrera, por lo que su vitrina sigue sólo con el trofeo del ATP de Estambul, logrado en 2016.

En el primer set, Tsonga quebró en el sexto juego para tomar una ventaja que resultó decisiva. El segundo parcial fue mucho más cambiante con una ventaja inicial para el campeón, que el argentino pudo contrarrestar rápido. 

Tsonga volvió a quebrar en el séptimo juego, pero Schwartzman se recuperó en el siguiente, aunque no tuvo margen de acción cuando el francés le tomó el saque y quedó 6-5 con su servicio, que mantuvo para asegurar el torneo número 16 de su carrera.

Con la victoria, Tsonga ascenderá mañana del 17mo. al 15to. puesto del ránking mundial ATP, en el que Schwartzman ocupa la posición 26.