La salida de la delegación fue programada para las 14.20 en vuelo chárter desde Aeroparque con la empresa Flyest, pero los jugadores sintieron “calor en demasía” una vez instalados, según dijo un allegado al plantel, y se determinó la cancelación. 

Los dirigidos por Guillermo Barros Schelloto recién pudieron salir tres horas más tarde y llegaron a destino sin problemas. 

El avión fue el mismo que River contrató el fin de semana pasado antes del cotejo ante Patronato de Paraná, en Entre Ríos, y que registró un retraso de dos horas. Por este motivo, la dirigencia “millonaria” desistió y contrató un avión de Andes. 

La superfinal se disputará el miércoles a las 21.10 horas en el estadio Malvinas Argentinas, con la particularidad de que en caso de empate no habrá alargue, sino directamente penales.