El encuentro entre Colón y Vélez suspendido a los 22 minutos del primer tiempo porque parciales de los santafesinos lanzaron al campo de juego tres bombas de estruendo se continuará jugando después de que los "sabaleros" presenten el correspondiente descargo ante el Tribunal de Disciplina de AFA.

En tanto, el árbitro Facundo Tello, que tuvo una deficiente tarea en el empate 2-2 entre Temperley y Lanús, donde resultó muy cuestionado por los futbolistas "granates" y en especial por el delantero Lautaro Acosta, "será parado". Respecto de lo sucedido en cancha de Colón, el árbitro Andrés Merlos advirtió a la segunda bomba que cayó en el terreno de juego que suspendería el encuentro si caía una más, algo que finalmente sucedió.

Desde el club santafesino existe la sospecha de que la barra procedió de esa manera como una forma de presionar ante la inminencia de la Copa del Mundo y la insistencia de ese sector radicalizado de la hinchada para conseguir "fondos" que "colaboren" con su viaje a Rusia.

Y en cuanto a la sanción que le sobrevendrá a Tello, el penal concedido sobre el final del juego a Temperley por una inexistente mano del delantero Germán Denis dentro de su propia área que Fernando Brandán transformó en la igualdad definitiva, fue lo que terminó de condenar al árbitro que supo dirigir el superclásico entre Boca y River el pasado 21 de enero en Mar del Plata.

Así fue el momento en el Merlos suspendió el encuentro entre Cólon y Vélez: 

Y así fue el enojo de Lautaro Acosta por la mala actuación de Tello en el partido del granate contra Temperley