Si Chile se hubiera quedado callado, todavía tendría chances de jugar en Rusia.

Es que durante las Eliminatorias, la selección trasandina empató con Bolivia y reclamó por la mala inclusión de Nelson Cabrera, paraguayo nacionalizado boliviano, y el TAS les dio la razón otorgándole dos puntos más a los de Juan Antonio Pizzi.

Pero ese hecho avivó a Perú, que había perdido en La Paz, y los de Ricardo Gareca también sumaron en el escritorio, aunque tres puntos.

Lo que en su momento Chile festejó y Argentina reclamó (por haber sido afectada) finalmente se le volvió en contra a los chilenos. Si el TAS hubiera mantenido los resultados que se dieron en la cancha, Perú hubiera quedado séptimo con 23 puntos, Paraguay sexto con 24 y una diferencia de gol de menos 6, y Chile quinto, también con 24, pero con una diferencia de gol de menos 1.