El goleador Mauricio Sperduti, héroe de la clasificación de Banfield a una próxima fase de la Copa Libertadores de América, destacó en la noche del martes que su papel no fue protagónico y se limitó a resaltar que "uno aporta lo suyo desde el lugar en el que le toca". "Tuve la suerte de que mi granito de arena sirvió para el empate" expresó el ex atacante de Newell's y Colón de Santa Fe, entre otros clubes.


Con apenas tres minutos en cancha, Sperduti, quien había reemplazado a Nicolás Bertolo, consiguió el gol del empate 2-2 ante Independiente del Valle de Ecuador que le dio al Taladro el pasaje a la tercera etapa del certamen continental, por el doble valor del gol de visitante (en la ida se había registrado una igualdad 1-1).

 
"Creo que el equipo hizo un gran esfuerzo. No merecíamos irnos con las manos vacías", dijo el atacante."En altura (de Quito) todo se hace más difícil. Nos estábamos jugando la vida y por suerte nos salió bien", destacó Sperduti.