Talleres frenó este domingo la seguidilla de triunfos de Patronato y lo derrotó 1-0 en el estadio Mario Alberto Kempes para llegar entonado al clásico cordobés de la próxima fecha.
 
Con gol del delantero uruguayo Junior Arias, Talleres volvió a sonreir de local y, con diez puntos, se acomodó en el lote de arriba.
 
Patronato fue muy tímido durante los noventa minutos y cortó la racha de tres victorias consecutivas.
 
Talleres fue amplio dominador desde el comienzo y con la velocidad de su hombres en ofensiva hizo méritos para romper la paridad en el primer capítulo, aunque se encontró con un seguro arquero Sebastián Bértoli.
 
Ya a los 5 minutos, el local avisó por duplicado en una jugada que comenzó con un remate de Juan Ramírez que sacó por un costado Bértoli y que luego continuó con una nueva intervención del guardavalla tras tiro de Emanuel Reynoso.
 
Patronato se mostró cauto y encima antes de los diez minutos perdió por lesión al mediocampista uruguayo Blas Cáceres.
 
Talleres mantuvo su libreto con el correr de los minutos y asfixió al rival, aunque falló en la puntada final. Sobre los 32, el ecuatoriano Joao Rojas probó y sacó Bértoli, quien cinco más tarde le iba a ahogar el grito a Ramírez.
 
Antes del descanso, Renzo Vera salvó de cabeza sobre la línea luego de una definición de Marcelo Torres por arriba del portero.
 
En el complemento, el partido siguió de la misma manera, con Talleres generando y desperdiciando clarísimas chances de gol.
 
Hasta que a los 30, Mauro Ortíz guapeó y se metió en el área por derecha y tiró el centro al medio para que el ingresado uruguayo Arias define y le ponga justicia al encuentro.
 
Patronato intentó acercarse a la igualdad, pero se acordó tarde ante un Talleres que dejó una buena imagen de cara al duelo más esperado por los hinchas y protagonistas.