Fue juzgado por un tribunal de Liverpool.

Un ex entrenador británico Barry Bennel de 64 años fue juzgado por un tribunal de Liverpool, noroeste de Inglaterra, y fue sentenciado por 43 casos de abuso sexual contra menores de entre 8 y 15 años. 

Según autoridades policiales, se presentaron 86 demandantes más. La pena podría anunciarse el 19 de febrero.

La fiscal Jackie Lamb manifestó que Bennel es un "predador pederasta que engatusaba a  chicos jóvenes que soñaban con una carrera en el fútbol  profesional".

Muchas de las víctimas manifestaron que fueron abusados más de un centenar de veces en el domicilio del acusado.

Uno de los afectados, el ex jugador Chris Unsworth de 45 años, contó que comenzó a ser víctima de los abusos cuando el entrenador empezó a llevarlo en su auto al estadio.

El acusado tuvo relación profesional con el Mánchester City y con el Stoke City. Además, fue entrenador del equipo de cuarta división Crewe Alexandra.