En el torneo Sub 17 de Turquía,  se enfrentaron Fenerbahce y Galatasaray, un jugador de Galatasaray encaró por la banda izquierda y punteó la pelota de manera que vaya a lo largo para superarlo. Jamás esperó lo que venia después.

El marcador se tiró de lleno con los tapones de punta hacia la rodilla del rival sacándolo del campo al estilo Juan Krupoviesa a Rolfi Montenegro en el Superclásico entre River y Boca del 2006. Rápidamente, fue asistido por el cuerpo medico mientras todos esperaban la roja. Sin embargo, el arbitro consideró que solo era para amarilla.