Por Ariel Gugliemetti 
@ragugliemetti 

El 2017 no fue un año más para Eduardo Ortega Pavón. El jockey nacido hace 32 años, en Paraguay, quien desde los 9 años vive el turf como el deporte más importante de su vida, se consagró como el jinete más destacado de las pistas argentinas al ganar la estadística general y las de San Isidro y La Plata  Además, coronó este extraordinario año al recibir el Olimpia de Plata.

Debut con gloria
Fue la primera vez que Ortega Pavón participó en los premios Olimpia. Había sido ternado junto a dos jockeys de elite: Pablo Falero -ganó la estatuilla plateada doce veces- y el brasileño Fernandes Goncalves. Pero el increíble 2017 que transitó Orteguita fue determinante para que el Círculo de Periodistas Deportivos lo elija como el mejor jinete del año.

“Es la primera vez que entré en los Olimpia y mi debut fue justamente llevándome el trofeo. Es muy importante para mí y eso me deja muy contento, porque significa que estoy haciendo bien mi trabajo, que todo me sale bien y realmente no puedo estar más feliz”, le manifestó el jockey a Crónica.

Orteguita también hizo referencia a sus inicios en el turf, que fueron determinantes para su crecimiento y formación dentro del deporte. “Mi pasión por el turf surgió desde muy chiquito, tenía nueve años cuando empecé a correr carreras, a los 15 iba mucho a los hipódromos y a los 22 años me vine para Buenos Aires”, expresó.

Además, no escatimó en elogios a la hora de analizar su próspero 2017: “No lo puedo creer, estoy muy contento, ya que Argentina me dio una buena resolución, reconociendo que todo lo que hice salió bien”.


En la general arrasó
Motivos no le faltan a Orteguita para destacarlo por sobre el resto de sus colegas. El Tigre Pavón corrió alrededor de 2.000 carreras (1.937 para ser precisos) entre Palermo, La Plata y San Isidro, con un total de 320 triunfos, lo que lo catapultó al primer lugar de la estadística general.

Además, sumó 247 segundos puestos y completó el podio un total de 208 veces. Su nivel fue por demás loable, ya que en la tabla general superó a jinetes de elite como al uruguayo Pablo Falero (278 triunfos), al brasileño Fernandes Goncalves (230 victorias) y al cordobés Juan Cruz Villagra (195 conquistas).

El Rey del Bosque
Durante este 2017 espectacular, Orteguita se consolidó como el jockey más ganador del año en el hipódromo de La Plata, tras cruzar el disco en primer lugar en 97 ocasiones; dejando en segunda posición a Walter Aguirre (90 triunfos), quien venía dominando la estadística del Bosque en los últimos tres años.

Dueño de San Isidro
En el hipódromo de San Isidro también se quedó con la gloria. Con un total de 142 triunfos en 884 carreras, el jockey paraguayo dejó en segundo lugar nada más ni nada menos que a Falero, quien acumuló doce triunfos menos que Orteguita. En Palermo quedó muy lejos de Fafa (cuarto, con 81 victorias), quien sumó 146 triunfos y resultó inalcanzable para el resto de sus colegas.

Seguramente 2018 lo tendrá como uno de los jinetes protagonistas del año y será uno de los principales elegidos por el público, ya que categoría en el turf no le falta. ¡Felicitaciones, Orteguita!