El atleta keniata Barnabas Kiptum se adjudicó este domingo la Maratón de Buenos Aires, instituyendo un nuevo récord para los 42 kilómetros de recorrido, con un tiempo por debajo de las dos horas 10 minutos. 

El ganador estableció un tiempo de 2h. 09m. 46s., para la distancia con lo que mejoró la marca que había establecido un compatriota suyo, Simon Kariuki Njoroge, cuando festejó en la edición 2011 (2h. 10m. 23s.). 

Kiptum, de 31 años, quedó muy cerca de su mejor marca personal, cuando se impuso en la prueba de fondo disputada en Ciudad del Cabo (Sudáfrica) en setiembre 2016, con un registro de 2h. 09m. 21s. El fondista africano aventajó por casi dos minutos a su compatriota Felix Kimutai (2h. 11m. 35s.), mientras que tercero arribó el etíope Birhanu Bekele Berga (2h. 11m. 59s.). 

Entre las mujeres, en tanto, la ganadora resultó la oriunda de Etiopía, Amelework Fikado Bosho, con un tiempo de 2h. 35m. 26s. En la posición de escolta, a 20 segundos, llegó la keniata Rose Jepchumba, a la vez que Ednah Mukhwana, también nacida en Kenya, resultó tercera, con un registro de 2h. 38m. 25s. 

Más de 10 mil competidores participaron de la Maratón porteña, la más convocante del continente sudamericano. La largada y arribo se produjo en la intersección de las avenidas Figueroa Alcorta y Monroe. 

La carrera transitó por avenida Figueroa Alcorta hasta Sarmiento y por allí hacia avenida del Libertador, hasta el centro de la ciudad. Luego de transitar por la Plaza de Mayo, los atletas tomaron por 9 de Julio y arribaron a La Boca, desde donde emprendieron el regreso, con pasos por Puerto Madero, Costanera y Ciudad Universitaria. 

El Maratón, de 42 kilómetros, fue organizado por la Asociación Ñandú y compuso el calendario de la Asociación Internacional de Maratones (AIMS). Contó con la fiscalización de la Confederación Argentina de Atletismo y de la Federación Atlética Metropolitana, además del auspicio del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires.