@soficrotti

Carlos Salas, un músico cordobés de 64 años, fue reconocido a la fuerza en el año 2000 como hijo del cantante Chico Novarro (85). Según reveló en exclusiva a DiarioShow.com, su madre tuvo una relación de varios años con el artista en la que quedó embarazada. 

"Se borró e intentó que mi mamá abortara. Pero estaba muy avanzado el embarazo", detalló Carlos, quien luego de tres exámenes de  ADN positivos fue reconocido a la fuerza por Novarro, cuyo verdadero nombre es Bernado Mitnik, padre también del actor Pablo Novak, Julieta Novarro, Carolina y Marcela Mitnik. Hasta el día de hoy, nunca tuvo contacto con ninguno de sus hermanos. 

Carlos es conocido en el ámbito musical de Córdoba. 

"El apellido me lo tuvo que dar a la fuerza. Me lo cambié para reivindicar a mi vieja", reveló. Por otro lado, se refirió a su mamá, Luisa del Carmen Carozza, quien falleció hace casi cuatro meses, y que transitó el embarazo completamente sola tras el abandono de Novarro: "Soy feminista a rajatabla por lo que le pasó a mi mamá. Mi vieja es una víctima más del patriarcado. Me parece justo que se sepa, le arruinó la vida". 

El fallo que dictaminó que Carlos es hijo de Chico Novarro. 

"Siempre muestra la familia, el árbol genealógico, y da bronca. Busco un poco de justicia porque anda alardeando que es tan buen padre", agregó. Si bien le lleva casi 12 años, sorprende el parecido físico de Carlos y su hermano biológico, el actor Pablo Novak. "Me lo dicen mucho, lo único que no tengo parecido con la familia es la billetera", bromeó. 

El increíble parecido con su hermano Pablo Novak. 

Además, Carlos reveló que nunca tuvo contacto con su padre biológico, salvo por algunas oportunidades en las que el destino los cruzó: "La primera vez que lo vi fue a los 20 años en Villa Gesell, que me fui de mochilero. Él sabia de mi existencia, totalmente. Otra vez, tuvimos un acercamiento porque llevé un demo a Buenos Aires. Me dejó una carta donde decía que mi mamá lo había engañado, siempre condenado el placer de la mujer y no el propio". 

Carlos y su madre Luisa en el año 1965.
Carlos y su madre Luisa en 1965. 

Por último, el cordobés aseguró que no tiene ninguna causa judicial contra su padre por el dinero de manutención que le debe. "No busco fama. Lo digo para que se sepa que nunca puso una moneda para nada. No me parece naturalizar que no paguen estos crápulas. A esta altura ya no es amor lo que uno busca, ni un abrazo de padre. Un padre que no tuve nunca, pero por suerte tuve una madre que valió por los dos. No es una cuestión materialista. Tengo la edad que tengo, pero si tiene que pagar que pague, como manda la ley. Tengo tres hijas que me han pedido que lo cuente por mí y por mi vieja, Luisa", concluyó.