@sofinabias

A mediados de junio de 2022 se cumplieron 20 años del debut de "ZAP TV" en Canal 9, considerado por muchos fanáticos como el primer programa argentino de escandalosos mediáticos y figuras que marcó un precedente en la televisión y el mundo de la farándula nacional.

Conducido por Marcelo Polino y con la participación de muchas figuras como Guido Süller, Leevon Kennedy, Adriana Aguirre, Ricardo García, Jacobo Winograd y Oriana Junco, el magazine de la tarde también lanzó al estrellato la carrera de muchas personas no conocidas en el rubro.

En menos de ocho meses que estuvo al aire, el ciclo del entonces movilero se consagró como el programa más multado de la época, incluyendo a sus trabajadores y figuras en las sanciones, debido a que la televisión de ese entonces aún se regía por las viejas legislaciones que no toleraban los escándalos mediáticos y los perfil extremos.

De entre todos los famosos que debutaron en el programa hay dos figuras que destacaron y  quedaron grabadas en el ideario público por su paso por "ZAP TV", y ellos son Paulina Cuenca y "El Larva", interpretado por el fallecido Pablo Turrión.

Paulina Cuenca y Guido Süller en 'ZAP TV'.
Paulina Cuenca y Guido Süller en "ZAP TV".

A 20 años de su participación en el primer programa de mediáticos argentinos, la recordada "novia de Guido Süller" viró su carrera hacia otros horizontes, y si bien continúa abocada a la actuación y al mundo del espectáculo, su foco principal está en el mundo de la belleza y la política.

En diálogo con DiarioShow.com, Paulina Cuenca aseguró que para ella "´ZAP TV´ fue un juego" y se refirió con mucho cariño al hermano de Silvia Süller: "A Guido no lo veo hace mucho... ¡siempre tuve la mejor con él!".

Como su ex novia, Paulina tuvo un único consejo para el mediático, quien hace pocas semanas aseguró a este mismo medio que no logra encontrar a su compañero de vida: "No todo el mundo está detrás su fama. Yo lo quise mucho y cuando fue la operación de la vista, desfilaron un montón de personas que lo fueron a visitar, y a mí ni siquiera me dejó ir a verlo. Me parece que le pifia. A Guido le gusta la soledad".

Si bien la mediática recuerda su tiempo en el ciclo como uno muy feliz, es una época ya terminada: "No voy por la vida diciendo que estuve en ´ZAP´. Hay otra vida".

A 20 años de 'ZAP TV', Paulina Cuenca trabaja como asesora de belleza.
A 20 años de "ZAP TV", Paulina Cuenca trabaja como asesora de belleza.

Fiel a sus palabras, Paulina trabaja como asesora de belleza para una marca reconocida mundialmente en la sección de promociones y ventas, y descubrió un hobby, que aunque le ofrecieron convertir en trabajo, se negó: la política.

La rubia comenzó su camino político junto al economista Javier Milei pero tras algunos meses juntos decidió alejarse: "Ahora que tiene un armado paupérrimo me fui, elige mucho inútil". 

"Me ofrecieron cargos de todos los partidos pero necesitaba más conocimiento. No sirvo para mentir, yo tengo una vida muy limpia, sea el partido que sea. Siempre fui así, no tengo lujos, trabajo al día. No tengo un señor que me mantiene y tampoco me gustaría éso porque te hace ser inútil... ¿cuántas chicas buscan éso? Yo soy distinta", aseguró.

Respecto su ideología personal, Cuenca fue contundente: "Soy antifeminista, quizás sea una barrera para conseguir algo en los medios. Soy provida y el feminismo actual se centra en hacer de la mujer una víctima. A mí me da pena el género. Las feministas son violentas. Yo sufrí ataques por no pensar como ellas"

Paulina Cuenca es antifeminista, liberal y provida.
Paulina Cuenca es antifeminista, liberal y provida.

"En una marcha provida me encontré con Viviana Canosa y me dijo ´Nunca pensé encontrarte acá´. Ella es una persona muy amable, una mujer centrada a la que siempre ví laburando y con la que comparto ideas. La viven ridiculizando otras mujeres. Si a ella le hacen eso imaginate la que me espera a mí. Hay censura para quienes piensan como yo, hay discriminación. Si yo hubiera acusado a alguien de abuso, hablara con la ´E´ y me atara el pañuelo verde estaría en los medios hace rato", sentenció.

Y agregó sobre un tema del que se mostró totalmente en contra: "El lenguaje inclusivo es la estupidez más grande que vi. Estaría buenísimo que aprendamos el lenguaje de señas. En éste país y a nivel mundial te quieren bruto y estúpido así te manipulan. Si necesitás una letra para sentirte incluido necesitás un psiquiatra urgente".

Por S.N.