El miércoles por la tarde, Susana Giménez dio positivo de coronavirus en Uruguay, donde está instalada desde el comienzo de la pandemia.

La conductora de 77 años se había dado la segunda dosis de la vacuna de Pfizer días atrás. Pero tanto ella como su hija Mercedes Sarrabayrouse contrajeron el virus, ya que la vacuna no impide el contagio, pero sí hace más leve el cuadro. 

En un breve mensaje a Luis Novaresio, la diva quiso llevar tranquilidad a sus fanáticos y aseguró: "Por suerte saturo bien, pero el dolor en el cuerpo es horrible. Es cuestión de paciencia... no puedo ni hablar, gracias. Les mando un beso".

Sin embargo, horas después su cuadro habría empeorado en las últimas horas y el jueves por la noche Susana tuvo que ser trasladada en ambulancia desde su casa "La Mary" al Sanatorio Cantegril en Punta del Este porque bajó su saturación de oxígeno en sangre y presentó dolores corporales muy fuertes, según informó Pablo Montagna en Twitter.

La conductora se realizó análisis de sangre y una tomografía para ver el estado de sus pulmones y mientras se encuentra en observación en una sala vip del sanatorio. 

Susana había recibido la primera dosis de la vacuna Pfizer en Uruguay el 24 de abril y la segunda el 4 de junio.