Tras la llegada de Diego Maradona al país y el posterior rumor de su boda con Rocío Oliva, la prensa abordó a Dalma, quien ingresaba a un teatro junto a una amiga, para saber su opinión al respecto.

Sin embargo, la desorganización y el descontrol que se produjo hicieron que la actriz enfurezca y luego se exprese en sus redes sociales sobre lo sucedido: “Mirá si habrá sido vergonzoso lo que estaban haciendo los noteros (empujándonos y empujándose entre ustedes) que un colega suyo dijo ‘no podemos ser así, ¡si se puede laburar bien! ¿Qué estamos haciendo?’. Agradezco tus palabras Javier Fabracci”.

Luego, profundizó: “Hoy (por el martes pasado) vivimos una situación de mucha violencia y sin merecerla. Les puedo caer bien o mal pero siempre les contesto sus preguntas. Y hoy nos empujaron, nos gritaron, a una amiga le pegaron con una cámara en la cabeza. Entonces, ¿se justifica todo diciendo es mi trabajo?".

Por último, la hija del "Diez" apuntó contra un periodista: “El quilombo lo armo Sebastián Tempone diciendo que estábamos escondidas en la esquina, ¡cuando en realidad estábamos esperando a una amiga! Amaría saber dónde pensabas que nos íbamos a ir, Sebastián, si hay una sola entrada al teatro. La misma persona que me manda móvil a la puerta de mi casa”.