@LuisVenturaSoy

¿Por qué causa tantas ventiscas y preocupaciones conocer los expedientes judiciales con intimidades de los famosos que denunciaron al cirujano Aníbal Lotocki? Hace varios meses que me he sumergido en informes y documentos relacionados con las denuncias y el accionar quirúrgico del cuestionado cirujano plástico, quien recibió ya en primera instancia una pena de 4 años de prisión por lesiones graves, algo apelado por sus abogados con la doctora Ileana Lombardo a la cabeza.

Lotocki recibió cuatro denuncias de figuras famosas ante Tribunales, pero hubo más acusaciones mediáticas que llevaron la sangre al río y se remitieron a quejas y reclamos que solo se hicieron en los medios, especialmente en la televisión.

Pero las ex pacientes Gabriela Trenchi por un lado, y por el otro la modelo Silvina Luna fueron las más ofuscadas reprochando que yo, como periodista, estuviera escribiendo un libro de Lotocki, a quien se cansaron de cuestionar, acusar y ensuciar cada vez que pudieron.

Otros tiempos, cuando Silvina Luna promocionaba a Aníbal Lotocki.

Ellas dos creen que a mí me paga el cirujano para escribir el libro, o que yo estaba "entongado" con el médico al que ellas denuncian. Quiero decir que nunca di detalles sobre en qué lugar me pondría como periodista al hora de editar mi obra. Pero tanto Luna como Trenchi eligieron salir a ensuciarme por hacer lo mismo que varias veces hice con ellas; escuchándolas y recibiendo sus denuncias mediáticas.

"Ellas dos creen que a mí me paga el cirujano para escribir el libro, o que yo estaba entongado con el médico al que ellas denuncian"

¿Qué les preocupa que yo hable a través de los elementos que están en sus expedientes, tal y como los hicieron llegar a la primera sentencia? ¿Para qué van a denunciar a la Justicia, para luego refutar y dudar de la trasparencia del mismo lugar donde reclaman? Las actitudes de Trenchi y Luna me hacen dudar respecto de qué les pasa, más allá de lo que ellas sufrieron, mientras se siguen buscando las razones de lo que les pasó.

Trenchi fue una de las que más presencia mediática tuvo.

¿Las pone nerviosas que trascienda en los mismos medios que las cobijaron y apoyaron que en la Justicia no declararan lo mismo que expresaban en las pantallas y los micrófonos? ¿Les genera miedos que trasciendan detalles de lo que pasó antes de Lotocki, sus verdaderas historias clínicas y los resultados de los peritajes médicos ordenados por la Justicia? ¿Es bueno o malo que se sepa la verdad de sus tiempos quirúrgicos y si hay otros cirujanos anteriores o posteriores en sus cuadros médicos?

En estas líneas, que tanto una como otra empezaron a combatir, les digo que no escribiré nada que no diga y haya investigado la Justicia, el mismo lugar donde ambas denunciaron sus dramas, que lo son y también los he difundido en su momento como periodista que me siento. El libro de Lotocki se sigue escribiendo. Te lo digo yo.

L.V