En la tarde del martes Sebastián Villarreal entró armado con un cuchillo a una escuela de baile en el barrio porteño de Palermo e hirió a su compañera Julieta Antón y a la profesora Sofía Bovino. El hecho causó conmoción en el mundo del espectáculo ya que una de las agredidas era parte del staff de "ShowMatch" y de Tini Stoessel.

Si bien el atacante de 30 años está detenido acusado de tentativa de femicidio, será trasladado a un neuropsiquiátrico para tratar su "trastorno psicótico", según aseguraron desde Crónica HD junto a la difusión del informe sobre su salud mental.

La psiquiatra de Villarreal, quien está internado con custodia en el Hospital Tornú, manifestó que requiere la "remisión a institución neuropsiquiátrica para diagnóstico y tratamiento hasta cesar su peligrosidad para sí o para terceros". Además indicó que se encuentra "vigil, lúcido, angustiado, pueril, globalmente orientado, con conciencia de situación y sin conciencia de enfermedad, colaborador activo, con pensamiento de curso normal y contenido concreto".

De acuerdo con el parte de la perito, el hombre sufre de alucinaciones con "ideación delirante persecutoria focalizada en un pai umbanda con el cual habría una causa de abuso sexual en la UFI 10 o 12, de La Plata".

Presenta también "ideación delirante erotómana (fases de enamoramiento-desilusión –paraje al acto) focalizada en la docente 'Juli' de baile, con juicio desviado". Mientras que el acusado "niega ideación auto heteroagresiva". 

Al ser examinado por la psiquiatra legista, manifestó que "hoy puede volver a casa y pedirle perdón a Juli y que quiere volver a tomar clases con ella", reveló el informe.