Conocida por no tener pelos en la lengua, Marcela Tinayre se mostró muy enojada en varias ocasiones esta semana por la situación entre Mirtha Legrand y El Trece. Luego de haber dicho que a la Chiqui "la pastelearon" (le dieron vueltas) hasta que se cayeran las negociaciones, la conductora de "Las rubias" volvió a lamentar que Mirtha esté, a esta altura del año, sin pantalla tras las declaraciones de Adrián Suar.

Todo comenzó esta semana, cuando Nacho Viale a través de su productora dio por cerradas las negociaciones con El Trece para el esperado regreso de Mirtha Legrand. A partir de allí, estallaron los rumores y las versiones cruzadas, y desde los dos lados, con distintos emisarios, se echaban culpas por lo que significa para un canal líder perder una figura tan importante y para la vida, no estar la pantalla de El Trece.

En este contecto, apareció Tinayre, una especie de mediadora debido a que valora los intereses de su madre, que siente aprecio por el "Chueco", pero también los de su hijo, creyendo que quiere brindarle lo mejor a su abuela.

"Mi mamá es amiguísima de Adrián Suar y Codevila la llamaba todos los días. Esto es una cosa que maneja mi hijo... Las cosas se dieron así", dijo Marcela en su programa. "No hay ninguna guerra, mamá adora a Adrián", agregó

También aclaró que Legrand no está enojada, pero sí puede que esté decepcionada. "Alguien dijo que cuando estaba Juana la publicidad se vendía menos. ¿Quién dijo eso?", señaló, enojada. En cuanto a lo que su hijo pidió como presupuesto, Tinayre sostuvo: "Se pidió lo que iba de acuerdo a la inflación. Sé que hay programas que le bajaron línea... Bueno, no se pusieron de acuerdo, se irán a otro canal".