Luego de más de dos meses y medio internada en la Clínica de la Trinidad de Palermo, Soledad Aquino recibió el alta luego de ser ingresada de urgencia por una hemorragia digestiva y úlcera de duodeno. Su estado de salud es estable pero aún continúa delicada.

La situación se complicó ya que la mamá de Mica y Cande Tinelli es una paciente con cirrosis hepática. Además durante la internación contrajo coronavirus, lo que demoró aún más su alta médica. Ahora, la ex de Marcelo fue trasladada a un instituto médico especializado para continuar su tratamiento.

Aquino, además, está a la espera de un trasplante de hígado para continuar con su recuperación. Por ahora no podrá regresar a su hogar sino que estará en un centro de tercer nivel hasta la aparición de un donante. 

Soledad fue trasladada en un primer momento en compañía de sus hijas a un centro en la zona de Pilar con la intención de recibir cuidados especiales y acompañamiento permanente. Sin embargo, una vez que ingresaron a la institución el personal de salud se abalanzó sobre ellas para pedirles fotos, según informó Gente.

Soledad Aquino con Cande y Mica Tinelli
Soledad Aquino con Cande y Mica Tinelli.

"Las trataron re mal y se tuvieron que ir a otro centro", indicaron a la revista fuentes cercanas. De todas formas Aquino pudo ingresar en otro instituto donde "va a seguir con el tratamiento de su patología hepática, a la espera del trasplante".

Si bien trascendió que Mica y Cande participarían de la vuelta de "ShowMatch La Academia" en la noche de este lunes, las jóvenes optaron por dedicarse a la salud de su madre por lo que su aparición no se concretaría.