La salud de Susana Giménez, en terapia intermedia del Sanatorio Cantegril de Punta del Este desde el lunes, lentamente evoluciona. La última información brindada por su secretaria, Dolores Mayol, da cuenta de que la diva "permanece estable, con lenta y continua mejoría de la insuficiencia respiratoria; no han aparecido complicaciones".

La situación es similar a la de las últimas 24 horas, cuando el anterior parte médico había notificado que la conductora tenía "elementos de mejoría y menor requerimiento de oxigenación".

Susana comenzó a tener síntomas compatibles con el coronavirus después de la segunda vacunación, el 4 de junio. Tras confirmar que dio positivo en la enfermedad, su cuadro se complicó al tener una baja saturación de oxígeno en sangre y, por este motivo, el 11 fue internada.