La renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia, luego de que el comandante general de las Fuerzas Armadas, Williams Kaliman le solicite su dimisión para frenar los conflictos en las calles del país, creó un fuerte debate mundial sobre si debía catalogarse como un golpe de Estado o no. 

Una de las que se expresó al respecto fue Luciana Salazar, quien en los últimos meses sorprendió por sus tuits en los que analiza la actualidad política del país. 

"Se puede estar a favor o en contra de Evo Morales, pero que un presidente renuncie en pleno 2019 "despues de que los militares reclamaran su salida", se llama Golpe de Estado y siempre debe ser condenado. Los procesos electorales deben resolverse en las urnas, no con las FFAA", escribió la conductora.