"Los violentos deberán responder ante la justicia", manifestó el presidente Alberto Fernández. Sólo el sábado se confirmaron 5 muertes por violencia de género.