Después de la denuncia de Carolina Píparo y de que le incautaran el teléfono al detenido aparecieron cuatro publicaciones en su cuenta de Facebook: dos selfies y dos fotos de sus familiares. Lo llamativo es que esto ocurrió en el mismo momento en que Carlos Moreno se encontraba en audiencia con el director del penal y sin acceso a comunicaciones. Todos los posteos se llenaron de comentarios, en los que repudiaban su accionar y le recordaban la salidera bancaria en La Plata que le realizaron a Píparo, donde le dispararon, por lo que tuvieron que realizarle una cesárea de urgencia y su hijo murió una semana después.

Por su parte, Píparo, hoy legisladora, tuvo un gran respaldo y acompañamiento. Uno de ellos fue el intendente Julio Garro, pero también lo hicieron concejales, funcionarios municipales y legisladores provinciales. Al igual que los bloques de senadores y diputados de Juntos por el Cambio y la bancada de Cambio Federal en provincia de Buenos Aires. Los senadores de Cambiemos solicitaron que se brinden las garantías de protección necesarias para Píparo y su familia.