El martes a la noche en la ciudad de Buenos Aires se escuchó muy fuerte el "cacerolazo-ruidazo" de muchos vecinos que exigían a los políticos que se bajaran sus sueldos, como gesto solidario en este tiempo de emergencia. A Katja Alemann esto le habría caído bastante mal, y así lo expresó en una carta vía Facebook. "Chetitos del orto, ¿por qué no hacen una colecta para paliar las necesidades de tantos, en vez de cacerolear para que se bajen los sueldos los ‘políticos’, que finalmente de verdad están trabajando para organizar todo este caos?", arrancó su mensaje.

"A ver si con el otro aturdido hubiesen hecho otra cosa que ir a meditar a Chapadmalal. Encima los grandes monopolios remarcan precios a su antojo, despiden gente y pareciera que están contentos de sacar su tajada de esta crisis. Fomentan el desabastecimiento y especulan, les importa una mierda el otro (...) Pero vayan a rasgarse las vestiduras a La Matanza o al oscuro conurbano, donde realmente se pone picante tener que quedarte en tu casa, en vez de lavar tu culpa con una estúpida cacerola desde tu protegido balcón", cerró la actriz.