Luego de que el FMI estableciera que la deuda pública del país "no es sostenible", el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Oscar Ojea, advirtió que, si bien "hay que honrar las deudas y cumplir los compromisos" asumidos por el país, el pago "no se puede llevar a cabo a costa del hambre del pueblo".

El papa Francisco dijo que "las deudas no se pueden pagar con sacrificios insoportables". En línea también con el gobierno, Ojeda dijo: "Hemos sacado un documento a través de la Pastoral Social donde citamos la postura de san Juan Pablo II sobre la deuda externa, es el mismo texto que ha citado el Papa en la intervención del encuentro en el Vaticano. Hay que honrar las deudas, hay que pagarlas y tenemos que cumplir los compromisos, pero esto no se puede llevar a cabo a costa del hambre y de situaciones muy dolorosas para la mayoría de nuestro pueblo", aseguró en paralelo con la negociación que lleva adelante el ministro de Economía, Martín Guzmán en Arabia Saudita.