El juez federal Julián Ercolini ordenó las primeras medidas de prueba en la causa en la que se investiga si fue legal que el Banco Nación le permitiera al grupo cerealero Vicentín acumular una deuda de 18.500 millones de pesos en contra de las normativas que rigen la actividad de la principal entidad bancaria del país.

En esa causa fueron imputados por el fiscal Gerardo Pollicita el último presidente del Banco Nación durante el gobierno de Mauricio Macri, Javier González Fraga, además de Alberto Padoán y Gustavo Nardelli, ejecutivos del conglomerado Vicentín.

La aceitera anunció meses atrás que tiene una deuda de más de 23.000 millones, que no puede pagar, y el Banco Nación es el principal acreedor.