Luego de regresar de Rusia, a donde viajó para participar de un torneo de judo que finalmente se canceló por la pandemia de coronavirus, Paula Pareto se dedicó a cumplir con su otra actividad, la de traumatóloga en el hospital de San Isidro, al que retornó ayer tras permanecer dos semanas en cuarentena.

"Ya cumplida mi cuarentena, vuelvo a trabajar de lo que elegí y que volvería a elegir siempre. Si bien los médicos traumatólogos, como yo, no estamos hoy en el frente de batalla directo, somos parte del equipo de salud que enfrenta, antes que nadie, a esta pandemia y que ayudaremos donde sea necesario", aseguró.

"Volvemos a la batalla una vez más, Algunos desde su casa; nosotros, en un hospital, pero siempre unidos en equipo por la misma causa. Nosotros podemos", enfatizó la Peque en redes sociales.