El ministerio aclaró que "la oferta superó los precios testigos", pero se compraron "ante la necesidad de llegar a comedores y merenderos con esos productos que forman parte de la canasta básica".

La compra, aclaró Arroyo, fue por kilogramo y no por paquetes envasados de 500grs. "En el Boletín Oficial se publicó la resolución que lo rectifica", dijo.