Wimbledon sufrió varias cancelaciones durante la Primera Guerra Mundial; mientras que fue pospuesto seis veces en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, entre 1940 y 1945.