Turquía se sitúa en la confluencia de varias placas tectónicas y está atravesada por dos importantes fallas, por lo que los terremotos son una constante. El más grave de las últimas décadas, en 1999, fue de magnitud 7,6 y provocó más de 17.000 muertos en las cercanías de Estambul. Uno de los más recientes, en enero, tuvo una magnitud de 6,7 y mató a 41 personas en las provincias de Erzincan y Malatya (Anatolia Oriental).

En este caso, el epicentro del terremoto se situó a unos 12 kilómetros de profundidad en las aguas del mar Egeo, más concretamente en el golfo de Sigacik, a 17 kilómetros de la costa turca y a unos 20 de la isla griega de Samos. El Instituto Sismológico Kandilli, de Estambul, evaluó su potencia en 6,9, mientras que la institución homóloga de Estados Unidos lo elevó a magnitud 7.

Al terremoto le siguieron más de un centenar de réplicas, decenas de ellas de magnitud mayor a 4. De hecho, expertos en Grecia y Turquía han advertido que en las próximas semanas podrían repetirse terremotos superiores a 6, por lo que han alertado del peligro de regresar a viviendas que puedan haber superado este sismo, pero cuya estructura haya quedado dañada aunque sea de forma imperceptible. La Dirección de Asuntos Religiosos turca ha dispuesto las mezquitas para alojar a los damnificados.

También se escucharon numerosas críticas al estado de preparación de los edificios. Tras el terremoto que, en 2011, dejó más de 500 muertos en la provincia oriental de Van, el gobierno de Erdogan prometió renovar el parque inmobiliario para hacerlo resistente a los temblores. Actualmente todas las nuevas construcciones están obligadas a incorporar medidas antisísmicas, pero quedan muchas viviendas antiguas que no han sido reforzadas.

Lo que sí ha hecho el terremoto, como ocurrió tras el de 1999, es enfriar la tensión que en los últimos meses se respiraba entre Turquía y Grecia. El ministro de Exteriores griego, Nikos Dendias, se ha puesto en contacto con su homólogo turco, Mevlüt Çavusoglu, para ofrecer el apoyo que sea necesario.

Ver más productos

El día que Boca se apoderó del mundo

El día que Boca se apoderó del mundo

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Ver más productos