> Transporte: una de las claves. El gobierno busca que no se saturen de gente. Para eso podrían modificar horarios laborales y evitar horas pico.

> Personal doméstico: habilitarían a quienes trabajan "cama adentro", además de los que cuidan a otras personas (niños y ancianos).

> Comercios: buscarán impulsar el reparto de productos y la venta por Internet. Empresarios pidieron abrir locales, con fuerte restricción de empleados y compradores, pero todavía está en estudio.

> Bancos: trabajarían con sistemas de turnos y limitando la cantidad de personas dentro de cada local.

> Restaurantes: seguirían el mismo esquema que los bancos.

> sin clases, ni fútbol: no habrá eventos masivos. Tampoco clases en ningún nivel.