E n un breve anuncio, el gobierno nacional oficializó anoche la promesa que había hecho el día anterior el presidente Alberto Fernández: habrá una ayuda para los trabajadores del sector informal, aquellos que no reciben habitualmente un ingreso por parte del Estado, pero cuya actividad quedó resentida fuertemente por la cuarentena y necesitan un alivio.

Los ministros de Economía, Martín Guzmán, y Trabajo, Claudio Moroni, confirmaron que habrá un "pago único, en principio sólo durante el mes de abril, de 10.000 pesos". Anticipando la extensión de la cuarentena, adelantaron que "podría repetirse si las circunstancias lo ameritan".

Ante la inexistencia de una base de datos para identificar a quiénes se debería destinar esa ayuda, desde el Ejecutivo decidieron que quienes estén dentro de ese universo sean los encargados de dar el primer paso. "Deberán inscribirse en el sitio web de Anses, que ya tiene los datos de muchos pero no de todos, e informar si tienen una cuenta bancaria o necesitan de algún método alternativo para percibir el dinero", explicó Moroni.

En otro pasaje del anuncio, destacó que la inscripción "estará disponible en los próximos días", y estimó que "se dará un plazo prudencial, de 10 o 15 días" para que puedan anotarse quienes lo soliciten, y recién entonces se decidirá la fecha del pago.

"Con este anuncio completamos el universo de personas que necesitaban la presencia del Estado. La semana pasada hablamos de ingresos de emergencia para jubilados, REPRO para trabajadores formales y de asignaciones universales", dijo Guzmán. Moroni completó: "queremos llegar al pequeño comerciante, a los vendedores ambulantes, todos los trabajadores informales o más o menos formales en el caso del monotributo. Estamos diciendo: este es el universo, y lo definimos a través de la familia. El objetivo es identificar a quienes no tienen ningún otro ingreso, a ellos les vamos a dar la suma de emergencia", detalló.

Por último, remarcó que "esto es totalmente compatible con la Asignación Universal por Hijo, porque apuntan a cuestiones distintas".

Quiénes pueden acceder

Durante el anuncio, que se transmitió por las redes sociales, el ministro de Trabajo explicó los principales requisitos para percibir los 10.000 pesos: el principal, no poseer otro ingreso. Esto deja afuera a los jubiladdos y pensionados, a quienes trabajan en relación de dependencia pero tienen monotributo, entre otros. También señaló que "no deberán tener un patrimonio importante", y comparó ese ítem con el de la PUAM, la jubilación mínima establecida durante el macrismo para quienes no tuvieran aportes, que analiza la titularidad de propiedades y vehículos entre otros puntos.

"Detectado eso, que estimamos en 3,6 millones de familias, con un trámite simple van a poder acceder", dijo el funcionario.

Otras medidas

Si bien no formaron parte de los anuncios, el gobierno tiene decido publicar nuevos decretos para evitar el traslado a las familias de la crisis. Entre otros puntos, Alberto Fernández habló de la suspensión de los cortes de servicios por falta de pago. Además de las tarifas de agua, luz y gas, el presidente agregó en ese listado a los prestadores de servicios de televisión paga.