"Mantener reos en detención durante la crisis del Covid-19 conlleva un alto riesgo y debería ser una medida de último recurso. Con brotes en aumento y un número creciente de muertes en prisiones y otras instituciones en muchos países, las autoridades deberían actuar ahora", escribió ayer en sus redes sociales la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet (Acnudh), que además pidió a los gobiernos tomar medidas urgentes para proteger la salud y la seguridad de los presos, como parte de los esfuerzos generales que se llevan a cabo para frenar la pandemia.

El pedido de la ex presidenta chilena llegó luego de una ola de motines y fugas en varios países, entre ellos Argentina, Chile, Colombia, Brasil e Italia, donde los internos reclaman que se atienda su situación de desamparo frente al brote.