H ablar del Amazonas, para el que no lo visitó, es despertar las más coloridas y variadas fantasías sobre una región llena de leyendas, aventuras y míticos peces imposibles de retener sin que la caña toque el límite de su resistencia. Describir su explosiva biodiversidad en palabras es para pocos y todos los adjetivos caben para hablar de su flora y su fauna.

Uno de los mejores ejemplos lo encontramos en "La jangada" (subtitulada "Ochocientas leguas por el Amazonas"), un relato del genial francés Julio Verne publicado el 1º de enero de 1881 que explica cómo una familia muy importante de Iquitos (Perú), debido al casamiento de su hija, tiene que viajar a Belem, fuera de las fronteras del país, navegando por ese caudaloso río con todo el séquito de familiares y criados a bordo de una majestuosa embarcación de grandes dimensiones.

Los protagonistas navegan contemplando "un emparrado de magníficos helechos arborescentes, que estaban coronados, a una altura de treinta pies, por una especie de aureola, formada de ligeras ramas de verde aterciopelado, de hojas festoneadas de un fino encaje vegetal".

Así, con esta misma fascinación, nuestro amigo y colega Gustavo Mehl, del programa "Paraíso natural", nos pintó su visita a esta región, invitado especialmente por el gobierno de la República Federativa del Brasil y acompañado por el especialista Kelven Lopes, quien desde hace ocho años estudia nuevos ámbitos evaluando qué especies se pueden obtener, la presión de pesca y los tipos de sectores a probar.

Las jornadas tuvieron el detalle de llevarse a cabo a bordo del confortable "Zaltana", un barco que parte desde Santa Isabel Do Rio Negro destinado a ofrecer un completo servicio al aficionado que incluye lanchas con guías, amplios camarotes, un chef que prepara recetas típicas y una barra con todo tipo de bebidas para degustar después de un agotador día de pesca, que entrega una amplia variedad de especies; entre ellos, el preciado tucunare.

En esta especial ocasión acompañó a la tripulación Marcelo Dutra, secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Amazonia, quien dio la bienvenida oficial y compartió la excepcional salida, que tuvo como eje probar todas la posibilidades que ofrecen esos exóticos parajes para la pesca con mosca. Las actividades se llevaron a cabo durante cinco días de travesía, mientras lentamente el "Zaltana" no dejaba de moverse, o sea, las lanchas iban recorriendo los más variados pesqueros para regresar al fin de la jornada a la nave madre hasta el amanecer.

Por supuesto, el tucunare fue el pez más presente al aplicar esta modalidad, tomando de forma violenta las plumas de los más variados colores y formas. En cuanto a esto podemos señalar que las más reconocidas son las peacock bass flies, las cuales son muy fáciles de encontrar en el mercado y son aplicables en la mayoría de los casos para nuestra pesca en el litoral argentino.

Estos pesqueros vírgenes relevados entregaron una incalculable cantidad de piques y capturas que prácticamente desgastaron las moscas y cansaron a los anfitriones, quienes, después de recoger una cantidad maravillosa de imágenes, volvieron al país. Este material se verá próximamente en "Paraíso natural", que se emite semanalmente por América Sports, y también en redes sociales.

Ver más productos

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Ver más productos