Aunque recién estamos a medidos de marzo, los tiempos de las grandes producciones teatrales son mucho más chicos, y se acortan frente a la pandemia de coronavirus, un fenómeno inédito del que aún nadie puede arriesgar fecha aproximada de final. En medio de las medidas sanitarias dispuestas para minimizar la circulación del virus que afectan a los espectáculos de teatro, cines, shows musicales, museos, exhibiciones y todo lo que implique aglomeración de gente, en las últimas horas circuló un rumor bastante fundado: ¿corre peligro una de las grandes apuestas del año?

El productor Gustavo Yankelevich afronta horas de incertidumbre. La esperadísima versión teatral de "Casados con hijos", que planea llegar al Gran Rex el 12 de junio y estirarse hasta fines de agosto, ya es un éxito: vendió más de 70 mil entradas, a tres meses de su debut. Pero las cosas empezaron a complicarse: por un lado, de extenderse la cuarentena en nuestro país, sería casi imposible abrir el enorme Gran Rex para hacer el espectáculo. Según contaron en "Confrontados" ayer, Michael Bublé no querría que su esposa Luisana Lopilato venga a nuestro país -ellos viven en Canadá- por miedo al coronavirus.

Cabe recordar que esta es una producción con figuras de primera línea: Guillermo Francella -que también dirige- Flor Peña, Luisana y Darío Lopilato, Érica Rivas y Marcelo De Bellis.