Un ladrón de unos 35 años, vestido de negro, con guantes colocados y con una mochila en la que tenía una barreta, perdió la vida ayer a la madrugada en el techo de una casa ubicada cerca del Parque Saavedra de La Plata, luego de ser alcanzado por una bala. El caso ocurrió en 64 entre 10 y 11, donde un comerciante de 34 años escuchó ruidos en los techos, por lo que, alertado por la presencia de algún delincuente, agarró una carabina y salió para ver qué pasaba. El hombre encontró a un desconocido en el techo con intenciones de meterse en su propiedad, por lo que disparó, y el individuo vestido con ropas oscuras se fue corriendo. El comerciante llamó al 911. Los policías revisaron la zona y encontraron a un hombre muerto en el techo de una casa, situada a tres propiedades del intento de robo, con un disparo en el pecho. El comerciante quedó imputado por homicidio, pero no se tomó ninguna medida restrictiva de la libertad. Una fuente judicial explicó que se incautó la carabina, un arma de colección, y que se analizará si fue un acto de legítima defensa. El fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta está a cargo de la investigación. "Me mandé una cagada", confesó el autor del disparo.