La diputada nacional Gisela Marziotta (Frente de Todos-CABA) se reunió con el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, para elaborar una agenda en conjunto, luego de haber sido nombrada vicepresidenta de la Comisión de Educación de la Cámara Baja. "Mi compromiso es que la educación pública empiece a ocupar un lugar más preponderante en la vida de los chicos y chicas de nuestro país, que no esté sólo vinculada a los horarios curriculares de los días de clase", señaló Marziotta. También cuestionó la falta de vacantes en las escuelas públicas porteñas -que este año dejó afuera del sistema educativo a más de 20.000 chicos y chicas-; la situación de los bachilleratos populares, que en su mayoría no tienen el reconocimiento del gobierno porteño; y el modelo de educación propuesto por Horacio Rodríguez Larreta, que incluye el vaciamiento de los institutos terciarios con la creación de Unicaba y la reforma educativa Secundaria del Futuro. "Es preocupante que en la ciudad de Buenos Aires la educación pública esté en repliegue, con cada vez menos posibilidades para la sociedad, desde la educación inicial hasta la terciaria", afirmó la diputada.