Uno de los aspectos negativos de la tecnología en las comunicaciones es que cualquier rumor puede convertirse en algo viral y presumiblemente cierto en cuestión de minutos. Pasó con dos de los hijos de Valeria Mazza y Alejandro Gravier, de quienes se sospechó ayer que padecían coronavirus. Es que la familia volvió de Italia -país con alto número de enfermos de Covid-19- esta semana, y los chicos comenzaron las clases.

Según habría explicado Mazza en el chat de madres del colegio Northlands, Benicio hizo un chiste entre sus amigos que habría alertado a las autoridades de la institución, por eso él y su hermana Taíana fueron aislados y luego trasladados al Hospital Austral para que se le realizaran los análsis de protocolo. Pero luego ella misma difundió el certificado médico que daba fe de que los chicos estaban "asintomáticos" y no presentaban ningún indicio de la enfermedad. Para entonces, la "noticia" ya había corrido como reguero de pólvora.

"Todos los años los chicos se hacen todos los estudios para las altas médicas para hacer deporte. Lo que hicimos este año, como venían desde Italia y está todo muy delicado con el tema, es que se les hicieron los estudios completos para asegurarnos de que estaban en perfectas condiciones. Y así lo dice el certificado médico" apuntó Gravier a Teleshow.