La Administración Fiscal de Ingresos Públicos (AFIP) llevó adelante varios operativos junto con la Secretaría de Comercio Interior en diversas farmacias para controlar que los precios no hayan subido y que no se especule en el marco de la emergencia sanitaria por el coronavirus. Se encontró que varios locales vendían alcohol en gel y barbijos a un precio mucho mayor que la media. Ante esta actitud, la AFIP procedió a la clausura de las farmacias. No obstante, para garantizar que la gente acceda a los productos, las clausuras se levantarán si los comercios retrotraen los precios. "Los controles de precios y las fiscalizaciones son fundamentales para ponerle, un límite a los abusos y garantizar el acceso a los productos como alcohol en gel, barbijos y desinfectantes. Vamos a ser implacables con quienes pongan precios abusivos o escondan mercadería", sostuvo la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, quien felicitó a los trabajadores del organismo por la forma eficiente de ejecutar las tareas asignadas.