En materia de seguridad, a cargo de Santilli, Larreta prometió aumentar la cantidad de cámaras y los efectivos en la calle para bajar el delito.