En diciembre, Érika Basile denunció por violación a Rago ya que, según ella, la forzó a ciertas prácticas sexuales. Las pericias dictaminaron que la mujer no presenta trauma por abuso.