L a última noticia que hasta el miércoles se había tenido de Sergio Almaraz era la imagen de un boquete hecho en uno de los muros de la Alcaidía de la ciudad chaqueña de Sáenz Peña.

El 12 de marzo de 2003, Almaraz, condenado a prisión perpetua por el asesinato de dos remiseros cometido en 1999, logró escapar y mantenerse prófugo durante casi 18 años.

Almaraz, que tiene 40 años, era uno los argentinos más buscados en el mundo, tanto que el Ministerio de Seguridad de la Nación había fijado una recompensa de 500.000 pesos para quien aportara datos sobre su paradero. El miércoles fue apresado a las 7.30 cuando caminaba por el centro de la ciudad de Coronel Oviedo.

El subjefe de la Policía de Chaco, comisario general David Vega, fue uno de los investigadores a cargo de la búsqueda del prófugo. Según declaró a la prensa, Vega confirmó que fue pedida la extradición de Almaraz para que cumpla con la condena de prisión por doble homicidio.

El 17 de octubre de 1999 Almaraz asesinó a balazos en la cabeza y por la espalda, junto a un cómplice, a los remiseros Francisco Orrego y Hugo Bernardis durante un robo. El doble crimen fue cometido en un monte ubicado entre Napenay y Concepción del Bermejo, en proximidades de la ciudad de Roque Sáenz Peña.

Almaraz y su compañero, Marcelo González, fueron juzgados y condenados a prisión perpetua. Los dos quedaron detenidos en la Alcaidía, pero permanecieron poco tiempo allí.

González escapó en 2001, pero fue recapturado al poco tiempo por la policía. Actualmente cumple su condena en la Unidad Penitenciaria de Ezeiza.

Vega admitió que durante 18 años estuvo buscando a Almaraz tanto en Chaco como en las provincias vecinas. Lo hizo junto al juez Gustavo Rodolfo Lineras, quien ordenó un pedido de captura internacional porque sospechaba que podía estar en Paraguay.

Tras una investigación realizada por la policía paraguaya e Interpol, se logró la detención de Almaraz, que vivía bajo la falsa identidad de Pablo Emiliano Cabral a 150 kilómetros de Asunción.

El subcomisario Fernando Ruiz, de la Policía Nacional paraguaya, explicó que en un operativo de seguridad se pudo determinar que la identidad presentada por Almaraz era falsa.

"Se realizaron las diligencias de tomarle las huellas dactilares y se pudo determinar la verdadera identidad y se constató que posee tres órdenes de captura internacional", comentó Ruiz a la prensa local.

"Quiero que esté en una cárcel de máxima seguridad en el sur", pidió Andrea Bernardis, hija de uno de los remiseros asesinados por Almaraz apenas le informaron la detención del doble homicida.

Bernardis, que es periodista, dijo que después de 22 años su padre "puede descansar en paz".

La mujer admitió que tras tanto tiempo sin noticias de Almaraz había perdido la esperanza de encontrarlo.

"Sabíamos que lo estaban buscando y que la policía estaba trabajando" junto a funcionarios de la embajada argentina en Paraguay, afirmó Bernardis.

Almaraz será sometido ahora a un proceso de extradición, aunque también puede ser expulsado por el gobierno paraguayo porque estaba viviendo allí con una documentación falsa.

Ver más productos

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Descubrí la Guía astrológica para 2021

Descubrí la Guía astrológica para 2021

La historia completa sobre Eva Duarte

La historia completa sobre Eva Duarte

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Ver más productos