Los delincuentes -uno de 21 años y los restantes de 17- comenzaron la seguidilla de robos en la localidad bonaerense de Pablo Podestá y finalizaron capturados en Billinghurst, en el partido de San Martín.