C ada vez que vuelve a nuestro país, Mariana Nannis da que hablar. Su actual visita estaba prevista ya que fue citada a declarar en una causa muy delicada por defraudación al Estado que se viene investigando y en la que su aún marido, Claudio Caniggia, estaría implicado. La mamá de Alex, Axel y Charlotte está en pleno proceso de divorcio -pedido por el ex futbolista- y en ese marco, al solicitar pruebas sobre los bienes reales que posee el Pájaro para cuando se haga la división patrimonial, la rubia halló evidencias de negociados turbios de Caniggia que alcanzan a encumbrados funcionarios del gobierno anterior.

La mediática estuvo junto a su abogado, Carlos Broitman, en un móvil de "Informados de todo", por América. El letrado hizo hincapié en los "contratos para la construcción de dos parques eólicos y con las fuerzas de seguridad", así como en los pases al exterior "de muchos jugadores de fútbol" que el Pájaro habría hecho a escondidas de su mujer.

"Son causas involucradas directamente con el patrimonio de la pareja, por eso ella fue citada para declarar en una investigación por lavado de dinero", explicó el defensor de Nannis, quien según dijo encontró todas esas pruebas en su casa de Marbella. "¡No tengo miedo! Tendrían que tener miedo los que ocultaron todo el patrimonio", aseguró despreocupada Mariana, aunque luego aseguró haber sido amenazada "en el último tiempo. Me mandaban mensajes por Instagram: ‘Vas a terminar muerta’".

Y concluyó: "Viví 30 años con un adicto pero hoy no me importa nada, sólo que me den lo que me corresponde, ni un peso más ni un peso menos", aclaró Mariana, no sin antes despedirse entre risas diciendo que Caniggia "ya no puede jugar ni a la bolita".