El gobierno ofrecería mejoras para las economías regionales y para pequeños productores como medidas para descomprimir la tensión.