La demanda para regresar al país es muy alta y se negocia con otras empresas aéreas para traer a todos los argentinos que, al llegar, deberán hacer cuarentena.