E n el marco de la presentación oficial de la película "Corazón loco" que Adrián Suar protagoniza y se estrena el próximo jueves 19, la cual cuenta la historia de un bígamo, el actor y productor hizo revelaciones acerca de su vida privada y trazó un paralelismo con el argumento del filme. "Estoy bien solo, porque en un momento se te acomodan el cuerpo y la cabeza. Aunque estar acompañado es lo más lindo. He tenido romances a lo largo de mi vida y les agradezco a muchas de ellas que se han apiadado de mí. Porque lo mío siempre fue luchar, hablar, no es que entro y ellas se desmayan. Y tomen nota de lo que descubrí: el sexo está sobrevalorado. De grande, no besás a cualquiera. Tiene que haber un encuentro y no sólo físico". Y agregó: "Nunca corrí de una casa de una chica a otra porque me tira el ciático. Pero he tenido alguna situación, y es horrible. En aquel momento no lo veía tan mal, pero genera estrés", dijo luego, un poco en broma y otro poco en serio. Haciendo un recorrido sobre su vida, habló de Griselda Siciliani, con quien tiene a Margarita. "Las separaciones son muy dolorosas. Las dos que tuve, con Ara y con Gri, y yo estaba muy triste, a nadie le gusta separarse. Con el tiempo me ordené y pude reflexionar. Hubiese preferido no separarme de Griselda. Con Gri nunca nos peleamos. Pasaron tres años y medio y tenemos un vínculo divino. La considero familia. A Ara no, y no lo digo para pelear, sino que terminamos de otra manera. Me hubiese encantado decir lo mismo de la mamá de Toto".